El posicionamiento en buscadores, optimización en motores de búsqueda o SEO, tiene la finalidad de subir el máximo posible de posiciones una página de un sitio web mediante unas estrategias en buscadores como Google. El seo trata de optimizar la arquitectura y la estructura web, modificar los metadatos y escribir contenido relevante y de calidad con fácil lectura. Para mejorar tus resultados, hay que iniciar una campaña de marketing online, de SEM, o subir la productividad de tu negocio con un programa a medida.

Tipos de SEO

SEO On Page

Son los factores que están en una página web y Google o otro buscador tiene en cuenta para posicionarla.

SEO Off Page

Son los factores de posicionamiento externos, los que no pertenecen a tu página y no puedes controlarlos de forma directa.

¿Qué NO es el SEO?

Es difícil definir algo por lo que no es. Por lo que hemos decidido, en base a nuestra experiencia, exponer una serie de conceptos que muchos confunden con el SEO.

Aparecer en el bloque de anuncios NO ES SEO.

Eso se llama PPC (pay per click) o pagar por clic. En este caso, apareceremos entre los cuatro primeros resultados de la SERP. Si te fijas, esos resultados aparecen junto a una etiqueta, cada vez menos visible, que pone “anuncio”.

Esto no es ni malo ni bueno. Sólo depende de quien realiza la búsqueda. Por lo que a nosotros respecta, son resultados que solemos obviar por un motivo muy claro: entendemos que no van a ser los más óptimos para la búsqueda realizada, ya que están puestos a golpe de euro.

Los usuarios inexpertos, ayudados por la cada vez más difusa etiqueta de anuncio, son los principales usuarios de los cuatro primeros resultados.

Pero que nadie se lleve a engaño. Una estrategia PPC puede funcionar y de hecho funciona. Pero debe ir siempre acompañada de otra estrategia SEO para que no desaparezcamos cuando se nos acabe el presupuesto diario o decidamos retirar o pausar una campaña.

En muchos ámbitos se habla de SEM o SEO y se asocia el SEM al PPC, como gran opuesto al SEO. Y esto es totalmente erróneo.

SEM es Search Engine Marketing o Marketing de buscadores, por lo que dentro de este concepto se agrupa un gran número de técnicas y estrategias. Dentro de ellas se encuentra naturalmente el pay per clic, anuncios en redes sociales, entre otras.

SEO No es generar 1000 enlaces a nuestro sitio.

Esto se llama linkbuilding y, de hecho, se engloba dentro de las técnicas SEO. Ya decíamos el pasado año en dos capítulos dedicados al linkbuilding, que si bien éste fue el comienzo de Google, ahora aún teniendo importancia, no es suficiente para posicionar un sitio web.

SEO No es repetir una palabra hasta la saciedad.

Es cierto que en los 90, esta técnica triunfaba entre los webmasters. Y de hecho funcionaba. Si tu web quería posicionarse para un término en concreto y lo repetías 100 veces, posicionaba. Pero si otro lo incluía 102 veces, su web se situaba por delante.

ESTRATEGIAS SEO. Esto sí que es SEO.

Cómo vamos a ver a continuación, esto del SEO no es algo que salga por casualidad o que pueda hacer algún conocido que sabe de ordenadores. El SEO está compuesto por un grupo de estrategias y técnicas que prácticamente precisan de un profesional experto para cada una de ellas.

Bueno, pues vamos a meternos en harina, aunque sólo las mencionaremos por encima ya que este capítulo sólo pretende ser un pequeño resumen cuyo objetivo es aclarar conceptos entorno al SEO. Además, si entras en el blog, podrás encontrar enlaces a los capítulos donde tratamos en profundidad cada una de las técnicas.

Keyword Research

Es la base de cualquier estrategia SEO, aunque también hay que decir que el Keyword Reseach es el paso más laborioso. Si no conocemos exactamente cómo buscan tus clientes empresas como la tuya, poco podremos hacer. Este apartado trata de determinar las búsquedas que se están llevando a cabo en los motores como Google y alinear tus contenidos con dichas búsquedas.

El resultado de esta fase será un listado de términos y expresiones que luego tendremos que emplear para construir nuestros contenidos y estructurar el sitio web.

Arquitectura de la Información

Ahora vamos a diseñar cómo queremos que se estructure la información y cómo queremos que se distribuya la autoridad dentro de nuestro sitio. Esto es lo que conocemos con arquitectura de la información.

En pocas palabras, la arquitectura de la información establece, entre otros, cómo vamos a estructurar las diferentes páginas y cómo vamos a enlazar los contenidos entre sí para que, tanto el usuario, como el robot de google, sean capaces de:

  1. Hacerse una idea de cómo está distribuida dicha información sin perderse en el camino.
  2. Navegar por el sitio de forma fácil e intuitiva.
  3. Entender el contexto de todo el contenido y disponer de una visión acerca de la temática del sitio.

Creación de contenidos

La creación de contenidos va más allá de redactar de forma atractiva los beneficios de trabajar con nuestra empresa. Se trata de emplear los términos adecuados, usar campos semánticos de un concepto, siguiendo siempre lo establecido en la arquitectura de la información.

Se trata de tener en cuenta aspectos como la prominencia semántica. Es decir, insistir con los términos a posicionar pero sin caer en la repetición hasta la saciedad, ya que esto Google lo considera sobreoptimización y lo puede penalizar.

Aspectos técnicos

Hay aspectos comprendidos dentro del llamado “seo técnico” a tener en cuenta. Uno tiene que ver con la velocidad de carga u optimización del sitio web. Otro es el marcado de datos. Otro es el relativo a los encabezados de las páginas y el cumplimiento de ciertas reglas.

Pero no te vamos a aburrir con ellos. Sólo queremos trasladarte lo importante de estos aspectos a la hora de aparecer en las primeras posiciones de los buscadores.

UX o Experiencia de Usuario

No se trata de que la página sea fácilmente utilizable. La experiencia de usuario es algo mucho más profundo. Es el modo en el que el usuario espera encontrar cada uno de los elementos de la web. Es el grado de intuitividad del sitio y en definitiva, aquello que hace que quien aterrice en nuestro sitio web, navegue por él, encuentre lo que ha venido a buscar de forma sencilla y finalmente decida convertirse en cliente, por la confianza trasmitida.

Linkbuilding

El linkbuilding, no es otra cosa que una estrategia encaminada a incrementar la autoridad de nuestro sitio web, mediante enlaces hacia el mismo.

Aquí intervienen factores como la autoridad del sitio que nos apunta, la temática del mismo, etc. que deberá siempre estar alineada con nuestro sitio, de forma que realmente sirva para aportar valor al usuario.

En definitiva, has podido comprobar lo extenso del SEO, la cantidad de aspectos que intervienen y el grado de interrelaciones entre ellos.